Sadhus, santos hombres de la India

El concepto indio de la santidad es muy diferente e impensable para la mayoría de las culturas de occidente. Para los hindúes la iluminación espiritual siempre ha representado la más alta meta en la vida, lo único que le da sentido y propósito. Es un estado de ser que es, en principio, alcanzable por todo el mundo. Algunos de los santos de la India como Ramakrishna o Chaitanya serían sin lugar a dudas considerados en el oeste como unos locos. Un concepto que necesitaría muchas encarnaciones para alcanzar la iluminación, ver a Dios, ser uno con el Absoluto, combinar mente y conciencia cósmica, en definitiva llegar a ser un Santo.

Hasta ahí puede tener sentido, pero desde tiempos inmemorables los atajos han estado disponibles para personas que quieren alcanzar la iluminación en esta vida, en lugar de la siguiente. Una larga tradición de “locura divina” que es el Hinduismo. Aquellos que siguen la vía rápida, en su mayoría hombres son los Sadhus, hombres santos de la India, que aunque fueron muy numerosos, hoy en día todavía hay alrededor de cuatro a cinco millones de Sadhus, que constituyen la mitad de un 1% de la población total.

Por lo general viven solos, al margen de la sociedad pasan los días en la devoción de su deidad elegida

Por lo general viven solos, al margen de la sociedad pasan los días en la devoción de su deidad elegida. Algunos realizan rituales mágicos para hacer contacto con los Dioses, otros practican intensas formas de yoga y meditación. Todo en pro de aumentar sus poderes espirituales y adquirir el conocimiento místico.

Algunos practican intensas formas de yoga y meditación

Aunque ciertamente no todos son iluminados Sadhus, en la India también corren tiempos de los Changing, cuya parte integral del ejercicio es la ofrenda ritual de los productos alimentarios a los humeantes montones de estiércol de vaca en el marco de un fuego sagrado.  Una vez realizada la ofrenda alimenticia, realiza varios golpes con una caracola para invocar su deidad. Un instrumento musical que produce un sonido primordial de la creación solo usado en la doctrina hindú para la adoración del Dios Vishnú.

Los Khareshwari practican el voto de no sentarse ni acostarse durante 12 años

Buscando la iluminación también están los Khareshwari, que practican el voto de no sentarse ni acostarse durante 12 años. Se trata de una austeridad dolorosa, la hinchazón de piernas y pies tienden a desarrollar úlceras persistentes. Pueden caminar, pero su único medio de descanso es un cabestrillo donde poder apoyar una de sus piernas.

Un árbol es el lugar tradicional para la austeridad de pie, se le denomina Vrik-asanas, árbol que significa postura, de hecho el Khareshwari se asemeja a un árbol, los pies hinchados de los devotos que parecen raíces. Un ritual muy practicado por Ramanandis, Nagas, Naths y Udasin.

Una respuesta en la India para un sistema de valores que han dejado atrás todas las ataduras materiales para liberarse a un mundo con la realidad divina. Respetados, venerados y temidos son mantenidos por el pueblo.

Algunos quizás sobrepasan los límites de la realidad, llegando a ofrecer muchas dudas. Como es el caso de Rambhauswami, un yogi de 63 años que afirma que en 1975 dejó de beber más de unas cuantas gotas de agua cada día, dos años más tarde comenzó a limitar su dieta diaria a una banana y una taza de leche y comenzando a dormir tan sólo tres horas cada noche.

Sin embargo también hasta ahí podría ser creíble, dada su delgadez. Pero lo verdaderamente sorprendente es su ritual de fuego elaborado.

Rambhauswami permanece inmóvil en el fuego durante un máximo de 10 minutos

El ritual comienza con una ceremonia de honor que se lleva a cabo sobre un pozo hundido, en el que Rambhauswami ofrece arroz, coco, caña de azúcar y mantequilla de búfalo. Seguidamente entra en un estado de meditación profunda que protegido por un chal de lana permanece inmóvil en el fuego durante un máximo de 10 minutos.

Cuando emerge de las llamas no parece haber existido una parrillada, incluso su chal está intacto. Un ritual que particularmente ofrece dudas o la ciencia se ha vuelto loca. Puede resistir algo 10 minutos al fuego?..

Los Sandhus pasan su primer año de iniciación con sus gurus o maestros, una vez hayan aprendido las artes espirituales y de yoga, tienen que dejar el guru para caminar por las calles y bosques, ya que piensan que moverse mantiene el cuerpo en alerta, mientras quedarse en un lugar los hará inactivos. Uno de los lugares con mayor número de Sandhus es Juna Akhara, lugar de peregrinaje de penitencias extremas.

Fuente:elbauldejosete.wordpress.com

About these ads

~ por miqueleno en 2 febrero 2010.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: