Carro para invidentes

Lo que hace tiempo parecía una auténtica utopía, puede pasar a ser un gran logro de la alta tecnología. Gracias al diseño de un auto muy especial, dotado con varios sensores, los ciegos no tendrán excesivos problemas para ponerse al volante de un automóvil que les llevará hasta donde quieran sin tener que depender de segundas personas. Toda una revolución que permitirá a las personas discapacitadas visuales escapar lejos de su entorno habitual y les ofrecerá una autonomía nunca vista (y nunca mejor dicho).

¡¡ ¿Es que estás ciego?!! ¡A ver si miras por donde vas!” Esta frase, que muchos conductores utilizan despectivamente cuando se encuentran alguna maniobra inadecuada por parte de otros pilotos, pasará a la historia pronto gracias a las investigaciones de La Federación Nacional de Ciegos, de Estados Unidos, y al Instituto Tecnológico de Virginia. Anunciaron el viernes en Daytona Beach, Florida, que planean presentar el próximo año un vehículo equipado con tecnología que ayudará a los invidentes a conducir de manera autónoma.

El vehículo contará con varios sensores láser que serán capaces de detectar la posición de los objetos circundantes y transmitirán la información a una especie de chaleco vibrador que avisa al conductor de la presencia de esos obstáculos. A esto se le une todo un sistema sonoro a base de audífonos que transmiten comandos de voz con instrucciones sobre las maniobras que debe llevar a cabo la persona invidente para conducir el vehículo de manera segura. Y finalmente, se añaden unos guantes con tecnología DriveGrip mediante programas Airpix que posibilitan al piloto ubicarse en el espacio.

Algunos comparan este primer paso con el lanzamiento del cohete que llegó a la luna. En el mundo de los discapacitados visuales, este diseño posee la misma importancia que tuvo aquella hazaña tecnológica de la civilización. “Estamos dejando atrás la teoría de que la ceguera elimina la capacidad humana de contribuir con la sociedad“, aseguró el presidente de la Federación Nacional del Ciego, Marc Maurer.  El primer invidente que manejó uno de los prototipos dentro de la propia universidad, Wes Majerus, calificó el coche como “un primer gran paso“.  Aunque esto genera cierta prudencia, no dudamos que un conductor invidente será más seguro pilotando este auto que muchos otros que sí pueden ver pero no tienen la más elemental urbanidad en cuanto se suben a un aparato de muchos caballos de potencia.

Fuente: Neoteo.com

Anuncios

~ por agim7 en 5 julio 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: