Los electrodomésticos de la cocina del año 2050

Mini-calentadores de inducción, lavavajillas portátiles que generan compost, neveras biorobóticas y fogones modulares con energía solar son algunos de los futuristas prototipos que han llegado a la final del Electrolux Design Lab, un concurso organizado por la marca sueca que trata de imaginar cómo será la cocina del año 2050. Bajo el lema La segunda era espacial, la convocatoria pedía soluciones para la vida en el hogar de un mundo en el que el 75% de la población vivirá en entornos urbanos. Por ello, la escasez de espacio y el consumo de energías renovables marcan casi todos los diseños finalistas, firmados por ocho estudiantes de distintos países.

El Escondite de Cocina, de Daniel Dobrogorsky (Australia) permite a los vecinos de un edificio cocinar en una cocina comunitaria a través de la realidad virtual. Los pensamientos del usuario son transmitidos por un casco a unos robots cocineros que preparan la comida. Así se ahorra en aparatos e instrumentos de cocina, y también en espacio. El Caracol, de Peter Alwin (India) es un calentador portátil de inducción. Para calentar una cazuela, una taza o una jarra sólo hay que pegarlo a ellas. Funciona con una batería de azúcar, y tiene sensores para detectar el tipo de alimento que se quiere calentar y ajustar automáticamente el tiempo y la temperatura.

El Caracol, de Peter Alwin (India) es un calentador portátil de inducción. Para calentar una cazuela, una taza o una jarra sólo hay que pegarlo a ellas. Funciona con una batería de azúcar, y tiene sensores para detectar el tipo de alimento que se quiere calentar y ajustar automáticamente el tiempo y la temperatura.

La Cocina Modular de Elementos, de Mattew Gilbride (EEUU) es una estantería con módulos flexibles de cocción, refrigeración, aire acondicionado e iluminación. La electricidad, proveniente de energía solar, se toma de la pared de forma inalámbrica, lo que permite disponer los módulos a gusto del habitante de la casa.

La Nevera Bio Robot, de Yuriy Dmtriev (Rusia), mantiene los alimentos suspendidos en un gel de biopolimero (material proveniente de organismos vivos) que se enfría con la luz. No tiene puertas ni motor, por lo que ocupa cuatro veces menos que un frigorífico convencional. Se puede colocar horizontal y verticalmente, e incluso puede estar pegado al techo.

El Frigorífico Externo, de Nicolas Hubert (Francia), se coloca en las fachadas exteriores de los bloques residenciales. En invierno aprovecha el frío exterior, y en verano, enfría con energía solar. Y no ocupa espacio en el interior.

El Eco Limpiador, de Ahi Andy Mohsen (Irán) es un lavajillas portátil que ioniza los restos de comida y los convierte en desechos reutilizables como abono. Ahorra espacio y es ecológico.

Los otros dos proyectos finalistas son el Armario Limpio, de Michael Edenius (Suecia), que limpia la ropa mientras está colgada con tecnología molecular, y la Lavadora Desmontable, de Lichen Guo (China), que es a la vez cesta de la ropa y máquina de lavar. El ganador se dará a conocer en septiembre.

Fuente:elpais.com

Autor:Mikel López Iturriaga

~ por miqueleno en 15 julio 2010.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: