El hombre que se convirtió en un barco (Recomendado)

Richard Halliburton (1900-1939) fue uno de esos intrépidos aventureros de principios del siglo XX, que pasó gran parte de su vida intentando realizar emocionantes hazañas. Durante más de 20 años vivió grandes aventuras como cruzar los Alpes montado en un elefante, volar bocabajo en un biplano sobre el Taj Mahal, escalar montañas, explorar selvas e intentar cruzar el océano Pacifico desde Hong Kong hasta San Francisco en un junco chino, donde desapareció y se le dio por muerto.

Dejó un buen legado en forma de libros escritos sobre sus vivencias y aventuras, que hoy en día siguen siendo el libro de cabecera de muchos expedicionarios. Pero el hecho por el que, quizás, más se le recuerde a Richard Halliburton fue por haber cruzado a nado y longitudinalmente el Canal de Panamá entre el 14 y el 23 de agosto de 1928. La tarea más complicada fue el hecho de intentar convencer a las autoridades para que cediesen los permisos oportunos para llevar a cabo tal empresa. Tras la preparación de esa emocionante y arriesgada aventura se encontraban centenares de horas de negociación, burocracia y discusiones. Todo estaba preparado, solo faltaban los permisos y éstos llegaron en forma de carta enviada por el gobernador M. L. Walker, en el que a través de un documento concedía la autorización pertinente:

“Mr. Richard Halliburton
Hotel Tívoli,
Ancón, Canal Zone

Con referencia a nuestra conversación personal en el día de hoy, le informo que no existe ninguna objeción por parte de las autoridades del Canal hacia su proyectado nado de Colón a Panamá.

Relacionado a este punto se le advierte que necesita una serie de vacunas anti-tifoidea. También se le quiere informar que han sido vistos con frecuencia caimanes en el Corte Gaillard.

Igualmente se le autoriza ser acompañado por un barco que llevé un tirador experto, un fotógrafo, y un reportero. También se le autoriza nadar a través de las esclusas.

Deseamos clarificar que cualquier gasto que incurriera esta expedición será por su cuenta y que el Canal de Panamá no será responsable de ningún daño y perjuicio que se le presente.

Atentamente,

M. L. Walker
Gobernador”

Ruichar Halliburton, durante su travesía a nado (Foto:http://www.sealetter.com)

El 14 de agosto de 1928 se puso todo en marcha y Richard Halliburton comenzó el reto que se había propuesto.

Tal y como le indicaba en la autorización del gobernador Walker, Halliburton fue acompañado por un bote con un tirador preparado para disparar en caso de cruzarse con algún caimán.

Para realizar dicha hazaña y evitar cualquier tipo de contratiempo a la hora de cruzar las esclusas, Richard Halliburton se registró como SS Halliburton, de esta manera tuvo que pagar el peaje establecido que iba en función al tonelaje del buque, que en este caso era un peso de 63 kilos (140 libras). Ese se convirtió en el peaje más barato de la historia del Canal de Panamá, ya que el SS Halliburton tuvo que pagar la cantidad de 36 centavos de dólar.

Fuente:http://amazings.es/

Anuncios

~ por miqueleno en 15 septiembre 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: