El sueño de Da Vinci hecho realidad (Video)

Hace más de medio milenio, Leonardo da Vinci dibujó el primer boceto de un ornitóptero capaz de sustentarse en el aire mediante el uso de la propulsión humana. Desde entonces, y durante siglos, los ingenieros han tratado de construir un avión que pueda volar con el movimiento de sus alas emulando a un ave. En estos días, un estudiante de doctorado de la Universidad de Toronto, Canadá, está haciendo historia dentro del mundo de la aviación con el primer ornitóptero de su clase que puede volar de forma continua. “Snowbird” (así se llama la nave) realizó su vuelo récord el 2 de agosto, pero la afirmación del registro oficial fue presentada este mes. Una noticia que cambia la historia de la aviación y un video que nos emociona a todos.

En Florencia, Italia, Leonardo da Vinci soñaba con hacerlo. Todd Reichert, en Canadá, lo hizo realidad. La creación de un artefacto que les permita a los humanos volar como pájaros ha capturado la imaginación de los inventores durante siglos, pero pocos modelos de trabajo se han llegado a construir. Da Vinci incluso elaboró bocetos para construir una máquina voladora en 1485, pero nunca construyó una. A Reichert y a su equipo les tomó 65 ensayos de funcionamiento antes de lograr el exitoso vuelo del 2 de agosto. “No dormí la noche anterior al vuelo“, dijo Reichert. Un representante de la Federación Aeronáutica Internacional, organismo mundial que rige los registros aeronáuticos, estuvo presente para registrar y certificar el evento. No te pierdas detalle.

Un automóvil arrastró a la nave mediante una línea de remolque hasta que estuvo en el aire, puesta en libertad. A partir de allí, Snowbird realizaba su vuelo que haría historia. “Fue una sensación muy pura sentir que empujaba y se sustentaba en el aire manteniendo la altitud“, dijo Reichert. “De repente, se hace ¡clic! y estamos allí, en el aire, volando por nuestros propios medios“. Snowbird trabaja en función de un conjunto de pedales unidos a poleas y a finas sogas de acero que impulsan a las alas en un movimiento de aleteo elegante, una hazaña que requiere tanto de la ingeniería como de la destreza física.

Snowbird es un avión de propulsión humana que, con el movimiento de sus alas, se ha convertido en el primero de su especie en ser capaz de permanecer en vuelo, dicen sus creadores en la Universidad de Toronto. El ornitóptero, en su vuelo récord, logró mantenerse tanto en altitud como en velocidad durante 19 segundos y cubrió una distancia de 145 metros a una velocidad media de 26 kilómetros por hora. El avión es una creación de Todd Reichert, estudiante de Doctorado en el Instituto de Estudios Aeroespaciales de Ingeniería, en la Universidad de Toronto. “El Snowbird representa la culminación de un sueño de la aeronáutica en toda su historia“, dice Reichert. “A lo largo de cientos de años, innumerables hombres y mujeres han soñado con volar como un pájaro por sus propios medios, y cientos (quizás miles) de personas han tratado de lograr este objetivo de manera infructuosa. Esto es la concreción de uno de los primeros sueños de la aviación“.

La aeronave de frágil apariencia pesa sólo 42 kilogramos y tiene una envergadura (entre los extremos de sus alas) de 32 metros, comparable a la de un Boeing 737, aunque su peso asciende casi al de las almohadas de a bordo de un avión comercial. El Snowbird está construido a base de materiales seleccionados como la fibra de carbono, espuma y madera de balsa. Reichert se vio obligado a bajar 8 kilogramos de peso corporal durante el verano pasado para facilitar el vuelo de este proyecto. Realizó una dieta especial y entrenó todos los días, de manera particular, los músculos de sus piernas. “El uso de la fuerza física en el ser humano al caminar o andar en bicicleta es una forma eficiente, confiable, saludable y sostenible de transporte. Pretender que el avión se transforme en un método práctico de transporte trae consigo la intención de actuar como una fuente de inspiración hacia otras personas demostrando que es posible utilizar la fuerza de su cuerpo y la creatividad de su mente para correr detrás de sus sueños“, dijo Reichert. El equipo de trabajo ya está en conversaciones con la Organización de Aviación y el Museo Espacial de Canadá, en Ottawa, para donar el Snowbird para su exhibición.

Anuncios

~ por natzuky en 27 septiembre 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: