Científicos recrean el impacto entre la Tierra y el meteorito Chicxulub

Un grupo de investigadores de la universidad de Princeton desarrolla un modelo que simula el impacto de un gran asteroide contra la Tierra, a fin de determinar cuál sería la magnitud de su destrucción. Para llevar a cabo esta misión, los científicos han tenido en cuenta la forma elíptica de nuestro planeta, las características de su superficie y las profundidades de los océanos para averiguar cómo las ondas sísmicas generadas por la colisión se extenderían a través y dentro del mundo. Y no ocurre como se creía.

Los investigadores escogieron el impacto del famoso meteorito que provocó el cráter de Chicxulub en México hace 65 millones de años, cuya simulación sugiere que las ondas sísmicas del golpetazo generarían el desplazamiento del suelo, tsunamis, terremotos y actividad volcánica menos severos que lo que anteriormente se había teorizado.

Matthias Meschede, autor principal de la investigación, explicó: «Hemos creado el primer modelo para explicar cómo las características y la forma de la superficie terrestre pueden influir en la difusión de la actividad sísmica después del impacto de un meteoro».

Después del impacto de un meteorito, las ondas sísmicas viajan hacia afuera a través de la superficie de la Tierra. Estas ondas se disparan alrededor del mundo y se reúnen en el lado opuesto del impacto, específicamente en un punto denominado antípoda.

«Nuestro modelo muestra que debido a que la Tierra es elíptica y su superficie heterogénea, las ondas viajan a diferentes velocidades en diferentes áreas. Estas ondas también están influidas por el interior», señaló Meschede.

Asimismo hay una teoría que establece que el meteorito de Chicxulub provocó enormes erupciones volcánicas en India, que cambiaron el clima, aproximadamente en lado opuesto del cráter mexicano, aunque los científicos estiman que teniendo en cuenta que América del Norte estaba más cerca de Europa y la India más cerca de Madagascar durante el período Cretácico, la posición de esa zona en las antípodas puede ser un punto discutible.

Trascendió que el simulador puede ser utilizado para estimar la magnitud y el efecto de otros impactos importantes en la historia de la Tierra, en otros planetas y lunas del Sistema Solar.

Fuente: ABC

~ por natzuky en 26 octubre 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: