Energía solar: el Sáhara proveerá electricidad a España

Parece que el mundo comienza a apostar por las energías limpias. España, país que se encuentra entre los que mayor porcentaje de energía solar utiliza, podría aumenta aún más su independencia de los combustibles fósiles gracias a faraónico plan que un consorcio alemán pondrá en marcha el año próximo. Se trata de una gigantesca granja solar instalada en el Sáhara, que a partir de 2015 suministraría a España el 15% de la electricidad que consume. Parece que Marruecos tiene una mina de oro en su territorio, ya que en seis horas el Sáhara recibe la misma cantidad de energía solar que la consumida en el mundo en todo el año.

Es difícil encontrar personas que se opongan a la utilización de la energía solar como fuente de electricidad. Pero a pesar de ello, el camino que lleva a un mundo limpio, a salvo de la quema de millones de toneladas de combustibles fósiles cada año parece ser mucho más largo de lo que debería. La energía nuclear, a pesar de que en principio es menos contaminante, plantea el problema del almacenamiento de los residuos generados durante su operación. Solamente un puñado de países, España entre ellos, ha encarado seriamente este desafío y comenzado a migrar sus sistemas de generación de energía hacia las plantas solares. Alemania, luego del desastre ocurrido en la japonesa central de Fukushima provocado por el terremoto y tsunami que tuvo lugar hace unos meses decidió cerrar sus centrales nucleares antes de 2022, lo que ha impulsado a su gobierno y empresas a buscar fuentes alternativas de energía.

En este marco, un consorcio alemán ha elegido a Marruecos como el sitio en que desarrollar una enorme central solar. La elección no es caprichosa: la llamada “primavera árabe”, sumada a las excelentes condiciones del Sáhara respecto de los índices de radiación solar recibida, convierten a Marruecos en uno de los sitios más adecuados para encarar un emprendimiento de este tipo. La Desertec Industrial Initiative (DII) tiene como primer objetivo permitir a Alemania poner en práctica el apagón nuclear mencionado, pero dado que la cantidad de energía generada será mayor a la que necesita ese país -se estima que en sólo seis horas el Sáhara recibe la misma cantidad de energía solar que la consumida en el mundo en todo el año- se exportará el excedente a otros países de Europa. Los primeros colectores se montarán durante el año próximo en el área de Ouarzazatte, y luego de unos tres años de trabajo la planta comenzará a operar, vendiendo a España parte de la electricidad excedente. Con el tiempo, esta central aportará el 15% de toda la electricidad consumida en Europa.

El sistema utilizado para generar la energía será similar al de algunas plantas españolas, en las que miles de enormes espejos de metal dirigen los rayos del sol hacia tuberías con aceite, que una vez caliente traspasan el calor a agua. El vapor producido mueve turbinas que generan electricidad. El sistema funciona durante las 24 horas del día, ya que parte del calor producido se almacena en grandes depósitos de sales fundidas. La central ocupará unos 12 kilómetros cuadrados, podrá generar 150 megavatios y costará 600 millones de euros. Otras centrales, construidas más tarde, permitirán alcanzar los 500 megavatios. La electricidad transporta a lo sitios donde es consumida mediante cables de alta tensión.  Jochen Homann, secretario de Estado alemán de Economía y Tecnología, ha dicho:

Para acelerar nuestro abandono de la energía nuclear [como consecuencia del accidente de Fukushima] necesitamos seguir abasteciéndonos en electricidad a precios asequibles y por eso estamos interesados en importar energías renovables en el futuro. Desertec nos brinda esa oportunidad.

Desertec está conformado por empresa de la talla de E.ON, Siemens y el Deutsche Bank, lo que en principio parece garantizar su concreción. Nadie puede dudar que la construcción de una planta de este tamaño y las lineas de transmisión necesarias para distribuirla por el continente europeo constituyen un enorme negocio, y estas empresas no querrán perdérselo. Empresas españolas del sector, como Red Eléctrica y Abengoa Solar también han comprometido su participación en el proyecto y pondrán parte de los 400.000 millones de euros que se invertirán en los próximos 38 años.

Fuente: Desertec

 

~ por natzuky en 10 noviembre 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: