Tu dinero no vale nada, o por qué mataron a Kennedy (LECTURA SUPER HYPER RECONTRA RECOMENDADA)

Dijo una vez Henry Ford, fundador de la Ford Motor Company y padre de las cadenas de producción modernas utilizadas para la producción en masa; “Si la gente entendiera cómo funciona nuestro sistema financiero, creo que habría una revolución mañana por la mañana”.

Henry Ford junto a una de las creaciones que le hicieron muchimillonario

No lo dijo ningún telepredicador, ningún lunático ni ningún frikazo con un blog miserable que no llega a las 1000 visitas mensuales; lo dijo uno de los empresarios más conocidos y exitosos de todos los tiempos. La gran duda que surge ante una afirmación tan grave es ¿que hay de verdad en lo que afirma Henry Ford?. La verdad, como bien dice Ford, justificaría la mayor revolución de nuestra historia, y vamos a ver por qué.

Para entender todo este sistema, primero tenemos que remontarnos a la Inglaterra del Siglo XVI para saber el origen de los billetes, ese papelito por el que nos matamos a trabajar y que cada vez podemos hacer menos cosas con él.

Por aquellos tiempos, los orfebres (las personas que trabajan el oro) fabricaban las monedas de oro que se utilizaban en el comercio por toda Europa. Para guardar el oro que ganaba por su trabajo, el orfebre mandaba construir una cámara donde su oro estuviera bien protegido. Cuando la gente se dio cuenta de la importancia de tener el dinero en un lugar seguro, muchos empezaron a pedirle al orfebre si podía guardarles su oro y objetos valiosos. El orfebre accedía a cambio de una comisión por los servicios de custodia.

Para que las personas pudieran recoger su oro cuando así lo desearan, el orfebre les entregaba un certificado o justificante del depósito de oro que habían realizado. Estos justificantes de papel se empezaron a aceptar en los mercados ya que en el justificante constaba la cantidad de oro que éste representaba;y además estos eran mucho más ligeros.

Los orfebres, además de custodiar el dinero de otros, también prestaban su oro pero a medida que se fue aceptando el uso de los certificados de oro la gente en vez de pedir oro físico simplemente pedía el papel.

Así nacieron los primeros billetes utilizados para el comercio, simples certificados de depósitos de oro, con un valor garantizado. Lo curioso es que hasta hace bien poco todos los bancos del mundo funcionaban así y ninguno de ellos ofrecía más dinero del oro que tenían para respaldar sus billetes. Los bancos emisores iban sacando dinero al mercado a un ritmo muy semejante al del aumento de las reservas de oro. Si un banco violaba este principio y emitía demasiados billetes no respaldados por oro, se le retiraba la confianza y, en el peor de los casos, tenía que cerrar.

Pero todo cambia a partir de una fecha, el día en el que este sistema cambió y el culpable, en gran medida, de la situación de crisis mundial en la que nos encontramos ahora mismo. De hecho muchos economistas opinan que esta crisis supone el colapso de esta nueva forma de hacer circular el dinero.

En 1944, durante la convención de Breton Woods se acordaron 3 puntos clave:

  1. Creación de del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional (estos pajarracos se están haciendo de notar más de la cuenta últimamente, supongo que ya los conocéis)
  2. Uso del dólar como moneda internacional (todos los grandes paises industrializados utilizarían esta moneda para el intercambio de petróleo, materias primas y otros productos; lo cual es importante porque las decisiones sobre el dólar afectarán a todos los países que la usen)
  3. Convertibilidad del dólar estadounidense con el oro a razón de 35 dólares la onza (fijar un valor en oro al dólar,  con lo que incluso si un país no tenía oro, el hecho de tener dólares era garantía suficiente, ya que estos eran certificados de oro, concretamente del valor fijado en Breton Woods)

Durante los años a partir de Breton Woods (y antes también), todas las naciones trataban de mantener un equilibrio constante entre sus exportaciones e importaciones de bienes. La mayoría de los países ideaba alternativas para exportar más de lo que importaba, para acumular reservas de oro o, en su defecto, de dólares de Estados Unidos que, de acuerdo al tratado, podían ser canjeados por oro. Nadie cometía locuras con el dinero ni el crédito, sabiendo que el dinero no crecía de la nada.

Hasta que llegó la fatídica fecha en la que todo cambió y, como ya he dicho arriba, primera causa de la madre de todas las crisis que estamos viviendo. Grabaros este día a fuego: 15 de agosto de 1971.

Por hacerlo rápido, al término de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos tenía más de 20.000 toneladas de oro que año a año fueron mermando a medida que muchos países (especialmente Francia) insistían en canjear los dólares por oro. Esta situación, junto con dos fenómenos no esperados para el gobierno de Estados Unidos (una crisis interna en la que se vieron obligados a importar petróleo y los resultados adversos de la guerra de Vietnam), arrasaron con las reservas de oro de Estados Unidos y el país se fue a la quiebra. Como lo lees, la locomotora mundial entró en quiebra.

Pero Richard Nixon, asesorado por Milton Friedman, premio Nobel de Economía en 1976, llevaron a cabo la idea más perversa jamás pensada para ”solucionarlo”: cargarse el patrón oro. A partir de ese 15 de agosto de 1971, el dólar no valdría las onzas de oro acordadas, sino la ”confianza ”en que EEUU pagaría sus deudas. Tan fácil como, si necesitan dinero, darle a la máquina de imprimir dólares y ya está. Simple papel sin ningún valor real.

A partir de ese día, comenzó la burbuja entre las burbujas, una expansión del crédito de Estados Unidos que avanzaba sin freno y ahora sin las restricciones impuestas por Breton Woods. Todos los bancos del mundo se esmeraban en pedir créditos a destajo, no importaba el límite, no tendría que ser convertido nunca en oro ese dinero; el resto del mundo se vio obligado a acumular reservas en dólares y estas reservas tenían que ser siempre crecientes, ya que eran señal de que un país era solvente. Créditos, créditos y más créditos que tarde o temprano habría que pagar.

Os podéis imaginar la tremenda inflación que ha supuesto eso para el resto del mundo: la moneda internacional seguía siendo el dólar, por lo que si a EEUU le daba por imprimir dólares para pagar sus deudas, todos aquellos países que los usaran para comprar petróleo y otros productos veían como necesitaban más dólares, más gasto, para adquirir productos. Y eso, por supuesto, afecta al consumidor y al precio del producto final. Así funcionó, y sigue funcionando el mundo, hasta que llegó el primer infarto serio del monstruo que surgió con la muerte de los tratados de Breton Woods: crisis del 2008.

Lo que pasó en septiembre de 2008 no fue sólo la quiebra de Lemhan Brothers, que se declaró en suspensión de pagos con una deuda de 613.000 millones de dólares (un tercio del PIB de España. En manos de un solo banco). Fue el principio del fin de la expansión del crédito ilimitado, que se cree que es 10 veces superior al valor del PIB mundial, a la economía real. Para que os hagáis una idea de la catástrofe, mirad este gráfico.

En rojo, la reserva de dólares de la Reserva Federal, el banco encargado de imprimir dólares

Este gráfico muestra, en azul, la cantidad de dólares circulantes desde 1960 hasta 2008. Fijaros como a partir de 1975 empieza a crecer la cantidad de dólares en circulación de manera exponencial, gracias a la ideaza de Friedman y Nixon. En rojo, la reserva de dólares de la Reserva Federal, el banco encargado de imprimir dólares y del que hablaremos en la 2ª parte. El pico que veis a la derecha no es un error, es la escandalosa y friolera cantidad de dólares que EEUU decidió imprimir para ”solucionar” la quiebra de Lemhan Brothers que comprometió la financiación de enormes multinacionales.

Las preguntas ante este gráfico, que es en resumidas cuentas las consecuencias del abandono del patrón oro, son ¿que pasa cuando la economía real no es capaz de producir tanto dinero como dólares se han creado? ¿que pasa cuando se conceden créditos a ese valor y la economía real es incapaz de pagarlo? ¿que pasa cuando el dinero no refleja el verdadero valor de las cosas?

En la próxima entrega profundizaré más en las consecuencias del abandono del patrón oro y los psicópatas que controlan la cantidad de dólares que circulan por el mundo, la Reserva Federal o FED, que es otra historia para no dormir. Ah, y no perdáis de vista el asesinato de Kennedy porque tiene mucho que ver con lo que estamos viendo.

Ya vimos en la 1ª parte de esta entrada los orígenes de los billetes, el patrón oro y el sistema que lo sustituyó. Hoy veremos quiénes son los encargados de controlar la circulación del dinero sin las restricciones de Breton Woods y sus consecuencias.

¿Qué y quienes son la FED?

El encargado de imprimir dólares estadounidenses y que tiene total exclusividad en ello es la Reserva Federal, más conocida como FED, el banco central de EE.UU. Se creó en 1910 tras una reunión secreta en Georgia, en la isla Jekyll ( parece coña, pero no lo es) entre los grandes banqueros de la época, entre los que se sospecha que estaban Rockefeller, los hermanos Lemhan (¿os suenan?), J.P Morgan o miembros de la familia Rothschild , que controlaban desde hace siglos las bancas austríacas, francesas e inglesas. De hecho a uno de los Rothschild se le atribuye la frase Dadme el control sobre el dinero de una nación y no me importará quien haga sus leyes”, asi que os podéis imaginar las ganas que tenían de crear un banco central.

Pese a lo que pueda sugerir su nombre, la FED se fundó como un banco privado y sigue siéndolo. Sus decisiones no tienen que ser aprobadas por el Presidente o por alguna persona de la rama ejecutiva o legislativa del gobierno (por guardar las apariencias, el secretario general de la Fed si que se ”elige” en el Congreso). Dicho de otra forma EEUU no controla su propia moneda. Todo recae en manos de los bancos accionistas, que permanecen en el más absoluto anonimato. Toda la información sobre ellos en Internet son simples conjeturas.

Sede de la FED en Washington

Además de controlar la oferta monetaria comprando o vendiendo bonos americanos de deuda soberana ( Si los compra, la Fed recibe los bonos y el Gobierno recibe el dinero por la deuda emitida, el dinero en circulación aumenta; y si vende bonos por dinero, la Fed retira el dinero que estaba en circulación y la oferta monetaria se contrae), tiene otros dos privilegios igual de importantes:

  1. Fijar los tipos de interés

La Fed puede subir y bajar los tipos de interés que le cobra a los Bancos por prestarles dinero. Recordemos, los Bancos Centrales prestan dinero a los Bancos comerciales y éstos son los que nos prestan dinero a nosotros. Si, la Fed sube los tipos los Bancos no querrán tomar prestado mucho dinero ya que devolver ese dinero tiene un alto coste, por el contrario, si la Fed decide bajar los tipos (como ocurre actualmente) los Bancos estarán ansiosos por tomar prestado dinero ya que por poca rentabilidad que le saquen obtendrán un beneficio.

Desde hace mucho tiempo la FED lleva aplicando unos intereses muy bajos. Ahora mismo y hasta 2013 ( pensando que eso va a solucionar la situación) están a un ridículo 0’25%, lo cual es un caldo de cultivo perfecto para la economía burbujista y cortoplacista. Los bancos particulares tomarán esos dólares y con que se lo presten a terceros a un interés bajo (pongamos 2%), ya le estarán sacando rentabilidad, sin importar a quién o en qué lo invierten.

2. Fijar los coeficientes de caja

La Fed también puede actuar fijando qué porcentaje de los fondos depositados por los clientes debe mantener dentro el Banco en su “caja”. Por ejemplo, si el coeficiente de caja es del 10%  y un Banco tiene depósitos por 50.000.000€ el Banco sólo estaría obligado a mantener disponibles para su retirada 5.000.000€, el resto puede utilizarlo para prestarlo. Por eso se dice que si todo el mundo fuera a por su dinero al mismo tiempo no habría para todos ( de hecho no haría falta ni el 50% para que esto se produjera).

Y esto no es algo exclusivo de la Fed, esto ocurre en todos los bancos del mundo y es lo que alimenta aún más el hecho de lo ficticio que es el valor del dinero. El caso del BCE ( el equivalente a la FED en Europa) es aún más escandaloso: A partir de 2012, los Bancos pueden mantener si quieren sólo un 1% de los depósitos en “caja”, es decir, de los 50.000.000€ el Banco sólo estaría obligado a tener en las oficinas 500.000€. Esto se ve muy bien en la siguiente ilustración, en la que se ve que funciona como la clásica estafa de pirámide invertida.

¿Que consecuencias ha tenido este nuevo sistema de circulación del dinero ?

Todo esto ha tenido unas consecuencias inflacionistas que se verán muy bien en los siguientes gráficos. Asi como antes y durante los tratados de Breton Woods, se han sucedido periodos de inflación y deflacción (que es una bajada de precios de bienes y servicios, que suele deberse a un descenso de la demanda y puede ser igualmente peligrosa), a partir de la abolición del patrón oro sólo se ha conocido la inflación, en mayor o menor medida pero siempre con la misma tendencia. ¿Os habéis preguntado por qué hace 30 años una familia podia vivir bien con un único sueldo mientras que hoy en día es casi imposible afrontar una vida de clase media sin dos sueldos en la familia? Esto se debe a la caída del poder adquisitivo del dinero, por culpa de la gran cantidad de dinero circulante. En estas gráficas lo veremos perfectamente.

(PULSA EN LA IMAGENE PARA AMPLIAR) Mientras la oferta monetaria de dólares crece (gráfica izquierda) el poder adquisitivo del dólar sigue cayendo ( gráfica derecha)

(PULSE EN LA IMAGEN PARA AMPLIAR) Periodos de inflación/deflación a lo largo de la historia de EEUU. Fijaros como a partir de 1974 aproximadamente, sólo hemos conocido la inflación, no constante pero imparable.

Pensad que aunque en nuestros paises no utilizamos el dólar como divisa, si que se utiliza como moneda internacional para comprar petróleo y otras materias primas, y si el portátil o smartphone desde el que estás leyendo esto ha tenido que transportarse de la fábrica a la tienda, si el dólar con el que se compra la gasolina del coche/avión/barco que nos trae productos manufacturados vale cada vez menos ( hace falta más dólares para pagar el mismo crudo de antes), el coste final del producto aumenta.

Esta excesiva cantidad de crédito, unida a otros factores como la deslocalización de la producción a paises tercermundistas o con mano de obra más barata, es la que está detrás del alto desempleo en los paises desarrollados y el excesivo peso de la economía financiera en nuestras vidas.

Porcentaje comparado del PIB norteamericano en manufacturas y economia financiera

Y aunque habría que tener en cuenta más factores, a partir de los años 70 se observa un claro cambio de tendencia en cuanto los ingresos del 10% de los estadounidenses que ganaban más de 400.000 dólares al año y los 135 millones de familias que viven con menos de 110.000 dólares al año.

Vemos como desde los 40 hasta el 2007, las familias más adineradas han visto aumentar sus ingresos mientras que en las familias que ganaban menos de 110.000 dólares/año, estos ingresos han descendido. Este sistema de dinero fiduciario (el que no representa un valor fijo respaldado en oro u otro metal precioso) ha sido clave, ya que ha permitido a unos pocos acumular unas cantidades formidables de riqueza sin que la ciudadanía lo haya percibido vía deflación. Es decir, si en un grupo de 10 personas con 100 monedas de oro a repartir, uno de ellos tuviera 90 monedas y el resto 10, esas 9 personas no podrían comprar nada. Como ahora el dinero puede crearse de la nada, esto no ocurre, asi que ese 10% puede mantener esa riqueza sin que las ”otras 9 personas” lo noten, sobre todo por el hecho de que a la gente de clase media se les ofrecen préstamos (deuda) para pagar sus productos.

Tengo que advertir que las consecuencias aquí descritas se describen de una forma muy superficial, daría para otras dos entradas enteras explicar con más detalle el por qué de estas gráficas, pero por simplificar y porque siguen teniendo relación los cambios arriba mostrados y este sistema de dinero ficticio, lo dejaré como está. Quizás en un futuro me aventure con el tema.

 ¿Que papel están jugando la Fed y los bancos centrales en las crisis actuales?

El incremento de dinero circulante en la economía debido a la multiplicación del crédito tiene como consecuencia la galopante subida de los precios de los bienes en general, incluidos los inelásticos ( la vivienda, gasolina, alimentos y otros bienes de primera necesidad) y la consiguiente generación de burbujas especulativas, que dan más dinero y en más corto plazo que la economía productiva.

En la primavera del 2001, con el estallido de la burbuja de las .com muy reciente, la FED bajó los tipos de interés del 6’5% al 1’75%. Para 2003, el tipo ya estaba al 1%. Dinero muy barato que los bancos no iban a desaprovechar y pidieron prestado en masa (fijaros en la primera gráfica en el periodo entre 2000 y 2010 cómo aumentó la cantidad de dólares en circulación). No es casualidad que mientras estos tipos de interés bajaban, las hipotecas crecían y la burbuja inmobiliaria se inflaba a toda velocidad, mientras que la subida de los tipos en 2006 fue la que finalmente acabó reventando la burbuja en 2008, desatando la crisis de las hipotecas subprime.

Evolución de los tipos de interés de la Fed.

La actuación de la FED tras el gran batacazo del 2008, en el que ya se empezó a ver lo insostenible del modelo actual de crédito sobre crédito; no ha ido encaminada ni mucho menos a corregir la situación. Bajo la administración de Bush, se aprobó un plan de emisión a través de la Fed de 700.000 millones de dólares para comprar los activos con problemas y rescatar las entidades financieras en peligro, o dicho de otra forma, convertir la deuda privada en deuda pública a pagar entre todos los americanos y aquellos países que utilizan dólares. ¿Que tenemos un problema de exceso de crédito y enduedamiento? ¿cual es la solución? Más crédito. Y no contentos con eso, Obama aprobó el 17 de febrero de 2009 un plan de estímulo de la economía por valor de 787.000 millones de dólares, destinados a actividades tan ”productivas” como restaurar carreteras o aeropuertos, un plan renove de vehículos por el que si entregabas tu coche antiguo te ayudaban a comprarte uno nuevo ( ¿os resultan familiares estas políticas de estímulo?)  o seguir manteniendo los créditos a las hipotecas con un interés artificialmente bajo.

No es casualidad que la deuda de EEUU entre la administración Bush y la Obama haya alcanzado casi el 100% del PIB estadounidense

Conclusiones

El abandono de los límites marcados en Breton Woods ha sido, en general, muy perjudicial para la economía mundial, y es justo en estas últimas décadas en la que estamos viendo sus negativos efectos: una burbuja tras otra y una expansión crediticia desmesurada, en la que se calcula que el 90% del dinero existente es ”imaginario” y que ha dejado a naciones enteras con unas deudas que ni en varias generaciones se podrán pagar, por culpa de unos bancos con una falta de ética preocupante, que han dado la espalda completamente a la sociedad y una clase política en su mayoría servil y corrupta que ha facilitado aún más las actuaciones poco éticas y, lo que es peor, no se han molestado ni en corregirlas ni en sancionarlas.

Se siguen inyectando grandes cantidades de dinero a intereses bajos y, como podéis constatar por nuestras cifras de desempleo y recesión, no se ha solucionado nada. De hecho, las deudas crecen y las economías que están pagando esas deudas se sumergen en recesiones cada vez más acentudas, con lo que se hace aún más imposible pagar esas deudas ya de por sí desorbitadas.

No digo que debieramos volver al patrón oro, no creo que fuera posible ahora que ya no está tan repartido como antaño y muchos bancos centrales están acumulando todo el que pueden ahora que son conscientes de la que han liado  (De hecho a la pregunta de Ron Paul, un congresista norteamericano; a Ben Bernake , actual Secretario General de la Fed, sobre por qué conservaban oro si no lo consideraban dinero, Bernake respondió que ”por tradición”. Claro Ben, claro), por lo que de retornar a ese patrón, los bancos centrales seguirían teniendo gran poder.

Pero lo que si es innegable es que de no haberse abandonado, no habriamos alcanzado este nivel de expansión del dinero que tanto nos ha perjudicado y cuyas consequencias estamos pagando ahora. Lamentablemente, ”los malos”, esos misteriosos banqueros que crearon un instrumento tan terrible como la Fed, llevan ganando demasiado tiempo, a costa de derrotar a naciones enteras.


 ¿Que tiene que ver John Kennedy en todo esto?

Confieso que el titular de esta entrada fue intencionado para llamar la atención, pero en ningún caso mentira, y el asesinato de JFK tiene mucho que ver con este nuevo orden que empezó en 1971 y que John Kennedy intentó cambiar.

¿Que papel juega el ex presidente en todo esto? Como ya sabéis, el unico organismo que puede imprimir dólares en EEUU es la FED, y JFK llevó adelante el 4 de junio de 1963 la Orden Ejecutiva Nº 11110 que pretendia devolver al gobierno de los EE.UU la facultad de emitir moneda, sin tener que pedirlo prestado a la Reserva Federal, además respaldada por las reservas de plata, por lo que, además de ser la propia EE.UU quien controlara su moneda, no se podia imprimir dinero masivamente y sin respaldo alguno, como se hace ahora.

El 22 de noviembre de 1963, casi 6 meses después de aprobarse la Orden Ejecutiva….

Últimos momentos de John F. Kenedy.

Algunos pensaran que pudo ser casualidad, o que esto es una conspiración sin pies ni cabeza. Pero sinceramente, y cuando hablamos de las más altas esferas de poder, yo no creo en las casualidades.

Desde que descubrí esto me resulta especialmente dolorosa su muerte, sabiendo que uno de los pocos presidentes que se atrevió a afrontar los verdaderos problemas de sus ciudadanos, a defender los intereses de los que votaron y depositaron su confianza en él; acabara de una manera tan trágica.

Y con esta parte cerramos esta entrada que espero que , si no se consigue la revolución que decía Ford, al menos os haya revolucionado la conciencia y que gracias a lo aquí expuesto tengáis una visión más clara del mundo en el que vivimos y sus oscursos mecanismos.

Agradecimientos otra vez a Invernomics.com y su supervisión y a los documentadisimos, extensos y tan bien explicados artículos de Economia e historia, blog que recomiendo encarecidamente a todo aquel que quiera profundizar en los temas aqui expuestos. Gracias también a Meneame y sus meneantes, que gracias a la difusión de esta entrada han dado a conocer una realidad que, en mi opinión, cuanta más gente la conozca, mejor.

También recomiendo el ameno y revelador documental de 30 minutos ”The American Dream”, disponible en Youtube y con subtitulos en castellano, que hizo que me interesara por este tema y que les  facilitará la comprensión de todo lo que aquí se ha hablado.

Fuente: http://www.alitadepollo.net

~ por miqueleno en 14 abril 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: